Can’t stop de music

Mucho se anda diciendo acerca del fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos con relación a la demanda de 27 compañías en contra de los creadores de programas de intercambio de archivos P2P. La primera impresión que me dio fue que esto era otro Millenium Act o algo por el estilo en el que unas pocas compañías acababan con el bien común en favor de sus intereses económicos, pero después de leer La Mula sigue en Libertad de República Internet me parece que tal vez no sea así.

Para los que no saben, hoy la Corte Suprema de EE.UU. dictó una resolución unánime (que crea jurisprudencia obviamente) en la que indica que los desarrolladores del programa Grokster que permite el intercambio de archivos P2P viola la ley federal de derechos de autor. Esto por ofrecerle a los usuario los medios para compartir archivos de video y sónido por internet.

El ejemplo común es que está sentencia culpa al creador del armar homicida en lugar de culpar al asesino. Sin embargo, en República Internet indican que si bien es cierto que la resolución defiende esta interpretación, es necesario comprobar que el desarrollador incitó el uso ilegal del programa para que sea reprimido de alguna manera. Ahora lo que viene es un juicio en el que las disqueras tratarán de probar que los creadores de los programas P2P incitan el intercambio de archivos ilegales, juicio que aún no tiene fecha. De todas maneras las disqueras parecen ir lento pero seguro, lamentablemente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *